lunes, 4 de julio de 2011

Sin bragas

-Quítate las bragas y dámelas ahora mismo, perra.
-¿Aquí?
-Claro que aquí.
-¿Y si entra alguien?
-Colócate detrás de la puerta y date prisa.... Venga.


Me encanta ver a mi perrita en plena jornada laboral con un vestido cortísimo (incluso para estas épocas del año) paseándose por los pasillos sin bragas... sentándose con mucho cuidado... pegada a la pared en la escalera... expuesta.




Poca vergüenza haber tardado tanto en volver. Mis más sinceras disculpas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada